Bendición Materializada…

February 14, 2013 No Comments »

La promesa es el camino por donde tengo que caminar, pero el camino de la promesa tiene un final, ese final se llama Bendición materializada.

Bendición en hebreo significa Beraká, que quiere decir: Prosperidad, don, bendecir con abundancia, dar bendición, estanque. Transferir el poder o favor de Dios.

“Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios”. 2da Corintios 1:20

Hay una realidad, Dios comenzará a activar bendiciones que ya han sido soltadas, pero todavía no están materializadas.  Dios está decidido a convertir en realidad la Promesa,

Dios tiene la necesidad de establecer la promesa sobre nuestras vidas. El problema comienza sobre nosotros cuando las promesas no terminan de materializarse.  Una promesa que trasciende más del tiempo, es el próximo dilema que tengo que afrontar.  Esto lo aprovecha el enemigo, sembrando inestabilidad, duda, inclusive hasta maldecir a Dios por la falta de respuesta. Promesa significa.: “Expresión de la voluntad de dar a alguien o hacer por él algo”.

¿Por qué Dios necesita convertir la promesa en realidad? Porque Promesa habita en el mundo espiritual, por eso, cuando una persona tiene una promesa está bien, pero cuando esa promesa no se materializa, entonces es cuando no sirve.  La intención de Dios de prometerte, es llevarte a la realidad natural de esa promesa. Si no fuera así, entonces Dios se burlaría de nosotros.

La promesa es el camino por donde tengo que caminar, pero el camino de la promesa tiene un final, ese final se llama Bendición materializada.

Hebreos 6:13-15 “Dios le hizo una promesa a Abraham, y como no había nadie más grande que él por quién jurar, juró por sí mismo. Así que él se comprometió consigo mismo a cumplir esa promesa. Dios dijo: “Verdaderamente te bendeciré y te daré muchos descendientes”. Abraham esperó con paciencia que eso se cumpliera y recibió lo prometido.

Este es un claro ejemplo. Dios prometiendo y cumpliendo lo que promete en el tiempo correcto. Toda promesa hecha, es para ser materializada. La promesa es la realidad natural del Reino que para nosotros es sobrenatural, pero cuando la hacemos real en la tierra, la sobrenaturalidad de esa promesa, impacta al mundo natural. Hasta que no materialices tu bendición prometida. No pares.

 

La bendición está sobre tu cabeza

Así lo expresa Proverbios, Sobre nosotros hay una cobertura de bendición. Bendición habrá siempre. Que este sobre mi cabeza significa, que es lo que me cubre. Entonces, si eso es lo que me cubre debo comenzar a materializarlas.

Cada bendición que materializo, le da lugar a la próxima bendición.  “Porque está sobre mi cabeza”. Cuando saco la que está hoy y la materializo, le doy lugar a la próxima. Por eso Dios, por medio de esto me permite entender que fui creado a caminar de Gloria en Gloria, de Bendición en Bendición.

Dice Proverbios 10:22  “La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella.”

 

Bendiciones materializadas, le da paso a una Fe inquebrantable

Tenemos que trabajar y esforzarnos. Pero Dios dice, contigo hare la diferencia porque sobre ti esta la bendición. Esto te hace diferente porque recibirás cosas que otros no reciben.

El proverbio te marca una verdad. Trabajo, te da la remuneración. Fe te da la bendición. Cuando le sumo a mi trabajo, Fe. Tengo un trabajo bendecido y una manifestación sobrenatural.

Ho te digo, “este es tiempo de declarar que se materializan todas las promesas y que a partir de hoy camino en bendición extrema”. Prepárate!

“Bendito sea Jehová, que ha dado paz a su pueblo Israel, conforme a todo lo que él había dicho; ninguna palabra de todas sus promesas que expresó por Moisés su siervo, ha faltado”. 1ra Reyes 8:56

Related Posts

Leave A Response