¿Cuál es Tu Sueño?

May 14, 2018 No Comments »

Por lo general, cuando hablamos de sueños lo referenciamos como un deseo, pero un deseo es usualmente solo un pensamiento con el que la mayoría de gente no hace nada al respecto. Pero un sueño es algo que captura tu corazón y tu espíritu. Enciende tu imaginación y te llena de una inextinguible esperanza. Se convierte en algo que no puedes dejar a un lado fácilmente. Los sueños consumen tus pensamientos y te llenan de emoción y pasión. Esto puede pasar en un solo momento o pueden cautivar tus pensamientos por años. A veces cuando el sueño es muy grande, tú lo abrazas y de algún modo sientes que tu sueño te abraza también. Nuestros sueños son usualmente sobre experimentar una vida mejor, sobre lograr grandes cosas… son imágenes que tenemos del futuro de nuestras vidas y que será mejor que lo que estamos viviendo.

Se necesita valor para soñar. En cualquier momento en el que te atrevas a soñar, habrá riesgos que involucrarán. ¿Qué si nunca ocurre? ¿Qué si cuesta mucho? ¿Qué si la gente se ríe de ti?, por eso es difícil sostener un sueño. Es difícil creer cuando el mundo y los que están alrededor tuyo no te dan ninguna razón para presionar y seguir adelante.

A continuación, describiré dos aspectos importantes que hacen que un sueño ocurra en tu vida.

1. Vive a la expectativa de que tu sueño ocurrirá, A veces un sueño es solo una foto, una imagen que no entendemos por completo y requiere fe para creer en ella. Dios quizás te dé un sueño en pedazos, pidiéndote que creas. Mientras vas dando pequeños pasos de fe, El llenará los espacios en el camino. Muchas veces nos sentimos inseguros y nos preguntamos de cómo eso podría ocurrir. Cuando esto nos pase, debemos mantenernos creyendo en la palabra de Dios. Él nos anima a creer en que con Él “nada es imposible”. Hay momentos en que los obstáculos y problemas se hacen innumerables y sobrepasan la posibilidad de recibir la promesa que Él nos había hecho. En estos momentos debes tomar una decisión, dejar ir tus sueños o no dejar ir tu sueño o abandonarlo, sino seguir adelante y alabar a Dios.

2. No dejes ir tu sueño, independientemente a las circunstancias en tu vida, Los desafíos que enfrentas van a requerir que tu tomes la misma opción, ¿dejarás tu dolor en el pasado para conseguir tus sueños, o dejarás que esos sufrimientos roben tu esperanza de una mejor vida? Soñar y creer que mejores cosas en tu vida y en la vida de los que están alrededor tuyo vendrán es contagioso. Cuando tú te rodeas de alguien con el coraje para soñar, eso tiene un tremendo impacto en ti.

No dejes que nadie te haga retroceder. No dejes que nadie te aleje de tus sueños. Los sueños que Dios te ha dado son tesoros por los que vale la pena vivir.

Related Posts

Leave A Response