Padre

May 15, 2013 No Comments »

Un padre es alguien que te ama, sin que tú te lo merezcas, un padre es alguien que está dispuesto a todo por su hijo sin importar las consecuencias, y es que un padre no puede ver sufrir a su hijo, antes preferiría sufrir el en su lugar.

Así es el amor de Dios como Padre de nosotros, su ternura es tan grande que aun cuando no hemos hecho nada para merecernos tanto amor, Él nos da de su amor, ¿Sabes porque? Porque Él te deseaba, porque él esperaba tu nacimiento, porque tú estabas en sus planes y por ello Él te ama con un amor indescriptible y difícil de asimilar para la mente humana.

Dios es un Padre tierno, que quiere cuidar de ti, que quiere lo mejor para ti y que estuvo dispuesto a dar a su único hijo por amor a ti y a mí, así es el amor de un Padre, así es la ternura de un Padre que aun cuando éramos pecadores Él quiso redimirte, volverte a comprar para ahora ser tu Padre Eterno.

El amor de Dios y su ternura es incomparable, pero que lindo saber que la misma Palabra de Dios, la Biblia reconoce en este versículo que un padre terrenal también tiene un amor y una ternura por su hijo, casi comparable a la del Padre Celestial.

Si la misma Biblia compara este amor, es porque Dios sabía y sabe que el amor de un padre sobrepasa límites. Si tú me preguntaras ¿Qué estaría dispuesto a hacer por tus hijos?, yo no pensaría mucho en responderte: TODO.

Así es el amor de un padre, pero la pregunta sería:

¿Estamos nosotros honrando ese amor?, ¿Qué tan agradecidos somos al amor derramado por tu padre?, ¿Somos conscientes de que Dios doto a nuestros padres con un amor único para nosotros?

Es momento de reconocer que nos equivocamos al pensar que nuestro padre no nos amaba o que no éramos su preferido, si bien es cierto que en momento determinado puedes interpretar esas cosas, no debes dudar de que tu padre te ama con un amor único, con el que estaría dispuesto hasta morir por ti, eso ni lo dudes.

En estos días en donde se reconoce la labor de un padre y en donde se reconoce su amor hacia sus hijos debemos de reconocerlo nosotros también como hijo el esfuerzo que han hecho por que nosotros podamos ser felices y no limitarnos a una fecha o mes especifico, sino que debemos vivir cada día reconociendo su labor y honrándolo como tal, pues esto es un mandamiento que Dios nos ha dejado a nosotros los hijos.

Related Posts

Leave A Response