La aprobación de Trump cae al mínimo, en escándalos marcados por su enfrentamiento con el exdirector del FBI y Rusia

May 24, 2017 No Comments »

Los índices de aprobación del presidente, Donald Trump, han estado en la cuerda floja desde el principio de su mandato, después de que fuera acusado de entregar información clasificada a Rusia y de destituir al director del FBI para librarse de la presión del ‘Rusiagate’ cayó al mínimo histórico.

Una encuesta de Reuters/Ipsos realizada esta semana (entre el 14 y el 18 de mayo) en la que la polémica en torno a su relación y la de su entorno con Rusia reveló que Trump cuenta con el 38% de aprobación, frente al 56% que desaprueba el desempeño de su gestión.

Se trata del nivel más bajo desde que comenzó su mandato el pasado 20 de enero.

Panorama complicado

Trump se ha visto salpicada de acusaciones cruzadas y revelaciones de fuentes anónimas de la Casa Blanca a la prensa, algo que enerva a Trump, que desde la campaña ha pedido reiteradamente que se tomen medidas para encontrar a los responsables de las filtraciones.

El escándalo comenzó con las revelaciones de que Trump compartió información “altamente clasificada” con el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y el embajador de Rusia en EEUU, Sergei Kislyak , durante el encuentro que sostuvieron en la Casa Blanca.

Estas acusaciones desataron una tormenta política en Washington, que llevó al presidente a defender su derecho de compartir información con otro país – sin hacer referencia al nivel de privacidad-, que justificó alegando motivos como la seguridad y la lucha contra el terrorismo.

Con este frente todavía abierto, se filtró la existencia de unas notas que tomó el exdirector del FBI, James Comey (al que Trump despidió una semana antes), en las que el funcionario relata las presiones que recibió por parte del presidente para que el FBI dejará a un lado la investigación sobre el alcance de las reuniones con funcionarios rusos a uno de sus asesores, Michael Flynn.

Ante la indignación de los demócratas y las dudas sobre el presidente que generaron estas acusaciones entre los republicanos, el Departamento de Justicia nombró al exdirector del FBI Robert Mueller fiscal especial para supervisar una investigación independiente que indaga en las relaciones entre Rusia y la campaña de Trump en las presidenciales de 2016.

Trump rechazó el nombramiento del fiscal especial y dijo ser víctima de la “mayor caza de brujas” de la historia de EEUU.

El mandatario sigue gozando del apoyo de los miembros de los republicanos, pese a que varios miembros del partido le dieron la espalda.

No obstante, los resultados de la encuesta señalan que, entre los declarados republicanos, el 23% suspendió a Trump, el 16% más que en la misma encuesta la semana anterior, lo que según los analistas ha provocado el descenso.

Related Posts

Leave A Response