La “Cenicienta” que cumplió su sueño en Harvard

June 15, 2012 No Comments »

Dawn Loggins creció en una casa sin luz eléctrica y fue abandonada por sus padres. A los 18 años, trabaja como conserje en su escuela y consiguió unabeca para estudiar en la prestigiosa universidad

En Lawndale, un pueblo de aproximadamente 600 personas al oeste de Carolina del Norte, vive Dawn Loggins, pero no por mucho tiempo más. Pronto se irá a estudiar a laUniversidad de Harvard.

Ella vivió mucho tiempo en una casa en la que ni siquiera tenía agua. Podían pasar semanas sin que ella o su hermano Shane -también muy brillante en la escuela- pudieran bañarse. Conseguir agua ya era todo un trabajo: debían caminar durante veinte minutos para obtenerla. “Llevábamos jarras de agua y las llenábamos en el parque, haciendo uso de los grifos del baño. Y usábamos eso para utilizar el baño o cocinar”, contó.

En el último año, Dawn fue invitada a un programa residencial de verano durante seis semanas en el que participaban los mejores estudiantes del estado de Carolina del Norte. Cuando volvió, descubrió que se había quedado sola. Sus padres, tóxico-dependientes, la habían dejado. “Cuando regresé, mi abuela había sido llevada a un refugio local para gente sin hogar, mi hermano no estaba y mis padres se habían ido”, dice. “Me enteré después que se habían mudado a Tennessee”.

Dawn reconoce que nunca habría esperado que sus padres “simplemente se fueran”. Y añade: “No estoy enojada con mis padres. Mi mamá y mi padrastro pensaron que estaban haciendo lo mejor para mí”, dice.

Su maestro de historia, Larry Gardner, le escribió la carta de recomendación que presentaría en Harvard. “No sé cuántas veces habré empezado a escribir esa carta de recomendación”, recuerda Gardner. “Porque, ¿cómo articulas su historia en dos páginas? ¿Cómo explicas que es una joven que merece una oportunidad pero no ha tenido ninguna? (…) Puedo prometer no haber escrito una como esta antes y probablemente no escribiré una como esta de nuevo. Porque la mayoría de los estudiantes que enfrentan dificultades que no son ni remotamente parecidas a las que vivió Dawn se rinden. Esta joven, a diferencia de nosotros, conoce el hambre. Conoce el abuso y la negligencia, conoce la suciedad y la falta de hogar. Aun así, se ha elevado sobre eso para convirtirse en una joven extraordinaria”, dijo Gardner.

“Estimada Srta. Loggins, me complace informarle que el comité de aceptación me ha pedido decirle que será admitida a Harvard College en la clase del 2016″. Así comenzaba la carta que le llegó tiempo después de Harvard. Loggins consiguió, además, una beca. Le ofrecieron tutoría, cuarto y pensión, y asistencia para encontrar un empleo en el campus.

Ahora los deseos de la joven van más allá. Ha recibido muchas donaciones, pero ella no quiere ese dinero. Lo utilizará para abrir una organización no lucrativa para ayudar a otros jóvenes que han tenido obstáculos en su educación. Hay más de 200 estudiantes sin hogar en Cleveland County. Y se estima que, en todo el país, 1,4 millones de estudiantes no tienen casa.

Related Posts

Leave A Response